Sistema de Encarrilado

Volver a poner en la vía un vehículo ferroviario descarrilado es una tarea precisa y que requiere mucho tiempo. No es por capricho que la vía no se pueda volver a abrir al tráfico hasta horas después del descarrilamiento. El sistema de encarrilado de Holmatro ofrece una solución para devolver a la vía el material rodante de forma más rápida pero extremadamente controlada y segura. Gracias a la sencilla composición del sistema, sus ligeros componentes se colocan, montan y desmontan fácilmente sin herramientas adicionales. Así se reduce considerablemente el tiempo de cierre de la vía, así como los gastos para usted.

El sistema de encarrilado de Holmatro se compone de travesaños ligeros de construcción modular. Sobre estos travesaños se ponen patines transversales de aluminio con cojinetes lisos que son los que proporcionan el desplazamiento oblicuo. Unos cilindros telescópicos de aluminio levantan el vehículo ferroviario. Después, unos anillos apilables lo aseguran antes de moverlo. Cuando el vehículo está en la posición correcta, se retiran los anillos, los pistones se retraen y el vehículo baja de nuevo a la vía.

Todo el sistema se controla mediante una bomba Quattro con cuatro salidas separadas, quedando así garantizada la extensión y retracción uniforme y controlada de los cilindros. La bomba Quattro se puede manejar con ayuda de un mando a distancia inalámbrico, lo que permite moverse al operario y le da la libertad de escoger su postura durante las actividades.

• Ligero: sus componentes son hasta un 50% más ligeros que los demás sistemas disponibles en el mercado.
• Fácil de usar:
– Los asideros, óptimamente colocados, facilitan el posicionamiento de los componentes.
– Los componentes se montan y desmontan fácilmente sin herramientas adicionales.
• Levantamiento y descenso preciso: las cuatro salidas separadas de la bomba Quattro garantizan que la velocidad sea uniforme al extender y retraer los cilindros.
• Desplazamiento controlado: los cojinetes lisos bajo lospatines transversales confieren el movimiento oblicuo de forma suave y controlada, sin saltos.
• Flexible:
– Gracias a su mando a distancia inalámbrico, el operario tiene movilidad y es libre de desplazarse alrededor del vehículo.
– La bomba no tiene que estar cerca de la vía, sino que puede quedarse dentro del vehículo de rescate.
• Seguro: aseguramiento de la carga mediante anillos aplicables especiales.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.